jueves, 10 de mayo de 2012

Profecía sobre América del Norte. Dumitru.

Septiembre, 1984


Una noche, siendo ya tarde, yo no podía dormir. Los niños estaban durmiendo sobre las maletas. Mi esposa e hija estaban llorando, y yo salí al exterior y caminé por allí. No quería que ellas me viesen llorar. Caminé en torno al edificio, llorando y diciendo: “Dios, ¿por qué me castigaste? ¿Por qué me trajiste a este país? A nadie le entiendo. Si trato de preguntar algo a alguien, todo lo que escucho es: “No sé”.
Me detuve frente al departamento y me senté sobre una amplia roca. Repentinamente una luz brillante vino hacia mí. Me puse en pie de un salto porque parecía como un automóvil viniendo directamente hacia mí con el propósito de arrollarme! Pensé que la Policía Secreta Rumana me había seguido hasta América, y ahora estaban tratando de asesinarme. Pero no era en absoluto un carro. A medida que la luz se acercaba, ella me rodeó. Desde la luz oí la misma voz que yo había oído tantas veces en prisión.
Me dijo: “Dumitru, ¿por qué estás tan desesperado?” Yo dije: “¿Por qué me castigaste? ¿Por qué me trajiste a este país? No tengo donde poner mi cabeza. No puedo entenderle a nadie.” El dijo: “Dumitru, ¿no te dije que aquí también estoy contigo? Te traje a este país porque este país se quemará.” Yo dije: “Entonces ¿por qué me trajiste aquí a morir quemado? ¿Por qué no me dejaste morir en mi propio país? Debieras haberme dejado morir en prisión en Rumania!” El dijo: “Dumitru, ten paciencia y te diré. Sube aquí. Me subí sobre algo que estaba a su lado. No sé lo que era. También sé que no estaba durmiendo. No era un sueño. No era una visión. Yo estaba despierto tal como ahora.”
Me mostró toda California y dijo: “Esto es Sodoma y Gomorra! Todo esto, en un día se quemará! Su pecado ha llegado hasta el Santo.” Entonces me llevó a Las Vegas. “Esto es Sodoma y Gomorra. En un día se quemará.” Entonces él me mostró el estado de Nueva York. “¿Sabes lo que es esto?” me preguntó. Yo dije: “No”. El dijo: “Esto es Nueva York. Esto es Sodoma y Gomorra! En un día arderá.” Entonces él me mostró toda Florida. “Esto es Florida” dijo. “Esto es Sodoma y Gomorra! En un día se quemará.”
Entonces me trajo de regreso a la roca donde estábamos al comienzo. “EN UN DIA SE QUEMARA! Todo esto que te he mostrado”. Yo dije: “¿Cómo se quemará? El dijo: “Recuerda lo que te estoy diciendo, porque tú vas a ir a la televisión, a la radio y a las iglesias. Debes gritar con voz fuerte. No tengas temor, porque yo estaré contigo.” Yo dije: “¿Cómo podré ir? ¿Quién me conoce aquí en América? Aquí no conozco a nadie.” El dijo: “Tú no te preocupes. Yo iré delante de ti. Haré muchas sanidades en las iglesias de América y yo abriré las puertas para ti. Pero no digas cosa alguna más allá de lo que yo te diga. Este país arderá!”
Yo dije: “¿Qué harás con la iglesia?” El dijo: “Yo quiero salvar a la iglesia, pero las iglesias me han abandonado.” Yo dije: “¿De qué manera te han abandonado?” El dijo: “La gente se alaba a sí misma. La honra que ellos debieran dar a Jesucristo, ellos la toman para sí mismos. En las iglesias hay divorcio. Hay adulterio en las iglesias. Hay homosexuales en las iglesias. Hay aborto en las iglesias, y todos los otros pecados posibles.
A causa de todo el pecado, he abandonado algunas de las iglesias. Tienes que vociferar con fuerza que ellos deben poner fin a su pecado. Deben volverse hacia el Señor. El Señor nunca se cansa de perdonar. Ellos deben acercarse al Señor, y vivir una vida limpia. Si han pecado hasta ahora, deben terminar con eso, y comenzar una nueva vida como la Biblia les dice que vivan.”
Yo dije: “¿Cómo se quemará América? América es el país más poderoso del mundo. ¿Por qué nos trajiste aquí para ser quemados? ¿Por qué no nos dejaste morir al menos donde TODOS los Dudumans han muerto?
El dijo: “Recuerda esto, Dumitru. Los espías rusos han descubierto dónde están los depósitos de almacenamiento nuclear en América. Cuando los americanos piensen que hay paz y seguridad, desde la mitad del país parte de la gente comenzará a luchar contra el gobierno. El gobierno estará ocupado con problemas internos. Entonces, desde el océano, desde Cuba, Nicaragua, … ” (él me dijo otros países, pero no recuerdo cuáles eran) “… ellos bombardearán los depósitos nucleares. Cuando ellos estallen, América se quemará! “
“¿Qué harás con la Iglesia del Señor? ¿Cómo salvarás a aquellos que se vuelvan hacia ti?” le pregunté yo. El dijo: “Diles esto: Como salvé a los tres jóvenes en el horno de fuego, y como salvé a Daniel en la cueva de los leones, de la misma manera los salvaré a ellos.”
El ángel del Señor también me dijo: “He bendecido este país a causa de los judíos que están aquí. Tengo siete millones de judíos en este país, pero ellos no quieren reconocer al Señor. Ellos no quisieron darle gracias a Dios por la bendición que recibieron en este país. Israel no quiere reconocer a Jesucristo. Ellos depositan su fe en el pueblo judío de América. Pero, cuando América se queme, el Señor levantará a China, Japón, y a otras naciones en contra de Rusia. Ellos derrotarán a los rusos y los empujarán sin parar hasta las puertas de París.
Allí ellos harán un pacto, y pondrán a los rusos como jefes. Entonces ellos se unirán en contra de Israel. Israel tendrá temor cuando comprenda que no tiene la fuerza de América para respaldarlo. Será entonces cuando se volverá al Mesías en busca de liberación. Y entonces el Mesías vendrá. Entonces, la iglesia se reunirá con Jesus en el aire, y él los traerá de regreso con él al Monte de los Olivos. En aquel tiempo se peleará la batalla de Armagedón.”
Cuando yo escuché todo esto, dije: “Si tú eres verdaderamente el ángel del Señor, y todo lo que me has dicho es verdadero, entonces todo lo que has dicho debe estar escrito en la Biblia.” El dijo: “Diles a todos que lean en Jeremías 51.8-15, Apocalipsis capítulo 18, y Zacarías capítulo 14, donde Cristo lucha contra los que poseen la tierra. Después de su victoria, habrá un rebaño y un Pastor. No habrá necesidad de luz. El Cordero de Dios será la Luz. No habrá enfermedad, ni lágrimas, ni muertes. Solamente habrá eterno gozo y Dios será el gobernante. Habrá sólo un lenguaje. Sólo una canción. Y no habrá necesidad de traductores!”
Y él continuó: “Y una palabra de advertencia, Dumitru. Te castigaré severamente si tú te guardas cualquiera de las cosas que te han sido dichas.” Yo pregunté: “¿Cómo sabré que esto es real, que esto en verdad ocurrirá?” “Como una señal de que he hablado contigo, mañana antes de que despiertes, voy a enviar alguien que te traerá una cama, y a mediodía te enviaré un automóvil y un cubo de miel. Después de esto enviaré alguien a pagar tu renta.” (Ver capítulo 10, “A TRAVES DEL FUEGO SIN QUEMARSE.”) Entonces el ángel se fue.

Fuente:
Dreams and Visions From God

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada